+
Como dijo Burruchaga con la clasificación a los cuartos de final asegurada, los partidos hay que jugarlos.

Los partidos hay que jugarlos.


El Pincha es capaz también de dejar en el camino a San Pablo, el defensor del título y último campeón del mundo. Estudiantes demostró con creces que en esta Copa Libertadores nunca hay que darlo por muerto, ni para nada vencido. Tenemos que mejorar y mucho, pero que no se confíe el equipo brasileño. Sobre todo, tenemos que hacer valer la localía en el próximo partido con el Sao Paulo, por supuesto de cara a la revancha en Brasil, si repetimos lo hecho con el Goiás en su cancha nos costará muchísimo, pero confiemos que el Pincha mejorará y la mística va a continuar.

Participe:

comparte esta página en: